Hay una gran diferencia entre hacer fotografías y contar una historia con imágenes. Lo último está pensado para durar eternamente.