• Hacer fotografía por obligación debe de ser una de las peores condenas posibles. En cambio, hacerlo por placer es una suerte incomparable.

Boda Ricardo y Patricia

Boda Ricardo y Patricia