Por encima de las imágenes, nos interesan las emociones.