Nadie debería contratar a un fotógrafo para que se limite a hacer fotos, sino para que haga las fotografías que nadie más puede hacer.

Os presentamos a la pequeña Leire

Os presentamos a la pequeña Leire

Este trabajo, lo decimos siempre, tiene una recompensa que va más allá de lo económico, y son las relaciones que forjamos con nuestros clientes, que en muchos casos acaban convirtiéndose en amigos. Es el caso de Nerea y Antonio, a quienes tuvimos el placer de acompañar el día de su boda, hace hoy dos años (¡FELICIDADES, CHICOS!).

Hace muy poquito, han sido papás de una preciosidad llamada Leire, que además de guapa, es buena, inteligente y lindísima. Y como su tita Oihana, a la que también consideramos una buena amiga, la quiere tanto, nos pidió que le hiciéramos una sesión new born que podéis ver aquí. Después de tomarse el bibi, se quedó tan tranquila que no quisimos molestarla más, pero para ese momento ya nos había regalado unas cuantas miradas de esas que se apoderan de toda la imagen.

Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
Os presentamos a la pequeña Leire
anterior