• Si las fotos tuvieran algo que decir, sería: "Estuve aquí, existí. Era joven y feliz y alguien se preocupó lo suficiente por mí para tomarme una foto" (del film One hour photo).

Boda de Espe & Migue

Boda de Espe & Migue

Desde Alcalá de Guadaíra, que guarda tiempos milenarios en su castillo inquebrantable, hasta México se fueron. Hasta allí no los llevó la suerte, sino la vida, el esfuerzo, y por encima de todo, un amor a prueba de horas de vuelo y de distancias y de dificultades que no todos conocen o imaginan.

Son dos sonrisas muy diferentes pero con espacios comunes enormes. La de Espe es abierta y clara, como su corazón. La tiene siempre en los ojos aunque se le haya fugado por momentos de la boca. La de Migue está más destilada, es más irónica, pero en el fondo guarda la misma bondad y la misma sensación de poder reírte a pecho abierto con él, donde sea, cuando sea.

La boda no fue una despedida pero lo fue. Porque se iban lejos y aunque la tecnología lo pone todo un poquito más a mano, un océano siempre será un océano. Pero allí nos los imaginamos sonriendo, abrazados y felices. Para siempre.

Y sí, os suenan. Ya se casaron oficialmente en el juzgado :).