echo time();

Lo bueno si breve, dos veces bueno por lo que simplemente decir: ¡Espectacular trabajo! En mi opinión este tipo de fotografía es el verdadero postre de tu boda, las veas dos días, dos meses o dos años después recuerdas perfectamente el momento y lo más importante, la historia que tiene detrás la instantánea. En nuestro caso, cada vez que vemos las fotografías de la boda, sientes una gran complicidad con tu pareja porque recuerdas las historias y eso sólo es “culpa” del trabajo de estos fotógrafos. — Óscar

Dile sí porque la quieres con locura

Emocionarte con algo que nunca hubieras pensado que podría ni siquiera hacerte sonreír es un regalo. Que Irene y Adrián haya conseguido que cada vez que escuchamos esas breves estrofas, se nos llene de alegría el corazón, es algo tan hermoso como indescriptible. Su historia en común, su manera de apoyarse el uno al otro, su belleza como personas… ¡Qué suerte tenemos de haberlos conocido!