echo time();

Lo bueno si breve, dos veces bueno por lo que simplemente decir: ¡Espectacular trabajo! En mi opinión este tipo de fotografía es el verdadero postre de tu boda, las veas dos días, dos meses o dos años después recuerdas perfectamente el momento y lo más importante, la historia que tiene detrás la instantánea. En nuestro caso, cada vez que vemos las fotografías de la boda, sientes una gran complicidad con tu pareja porque recuerdas las historias y eso sólo es “culpa” del trabajo de estos fotógrafos. — Óscar

La boda de María & Nacho

La boda de María & Nacho

Trabajar con recuerdos, ya lo hemos dicho en alguna ocasión, es un trabajo gratificante y duro a partes iguales. Lo que tiene de difícil queda pendiente para otra ocasión. Hoy queremos hablar de lo primero, de lo importante.

Es mágico volver a un reportaje y comprobar que las emociones de ese día siguen ahí. No intactas, evidentemente transformadas, pero con el mismo sabor. No hay forma de describir esa conexión invisible entre lo que fue y ese fotograma detenido en el tiempo.

De María y Nacho podemos decir muchas cosas, posiblemente nada que no hayamos dicho ya. Son radiantes, dinámicos, explosivos. La cámara los adora tanto que echamos de menos tenerlos delante del objetivo. Sus risas resuenan todavía en todos esos instantes felices, que es lo mismo que decir nuestra memoria compartida.

Esa es la verdadera fuerza de la fotografía. Nos separan varios cientos de kilómetros, pero la distancia emocional es mínima.

Chicos, por favor, no olvidéis llamarnos cuando paséis por Sevilla.

La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
La boda de María & Nacho
anterior