echo time();

em>La verdad es que ha sido un placer trabajar con Filhin, con Eduardo e Isabel. Sabía desde el momento de hacer las fotos pre-boda que iba a ser fácil. Me gustó mucho lo cómodo que fue charlar con ellos mientras hacían las fotos, así salieron mucho más natural. Soy bastante torpe delante de la cámara pero ellos hicieron que todo fuera divertido, ¡incluyendo a nuestro perro y todo! Estaban muy atentos en la boda, sacando las fotos típicas e necesarias (familia, etc.) pero también se centraron mucho en el estilo foto reportaje, lo cual añadió un toque muy bonito a nuestro álbum de recuerdos. ¡Muchas, muchas, muchísimas gracias, Filhin! — Puja

La máquina del tiempo

La máquina del tiempo

Hay decisiones que llegan mucho más lejos de lo que parece a simple vista. ¿Qué sucede, por ejemplo, cuando elegimos al fotógrafo para nuestra boda? En realidad, pueden suceder dos cosas: Que todo salga genial o que sea un desastre.

Y todo se complica cuando pensamos que se trata de una decisión de por vida. Pensadlo detenidamente. Estamos hablando del único soporte físico de los recuerdos de ese día, esa máquina del tiempo que, años más tarde, usaremos para regresar a esos momentos mágicos y revivirlos con intensidad. Parece claro que no podemos conformarnos con cualquier cosa. Tiene que ser algo único, personal, duradero tanto en lo material como en lo evocativo.

Y ahí es donde entramos nosotros. Desde FILHIN os garantizamos que, con nosotros como fotógrafos, tendréis una perfecta máquina del tiempo para regresar a vuestros momentos especiales cada vez que os apetezca. Los veréis tal cual, naturales, expresivos, llenos de energía. Los veréis sin adornos ni artificios, sin estridencias impuestas por modas pasajeras. Os hablarán con voz propia y sólo vosotros sabréis lo que os dicen.

Lo sabemos porque lo hemos hecho muchas veces. Lo sabemos porque nuestra misión es ayudaros a crear historias inolvidables.