1550843809

Lo bueno si breve, dos veces bueno por lo que simplemente decir: ¡Espectacular trabajo! En mi opinión este tipo de fotografía es el verdadero postre de tu boda, las veas dos días, dos meses o dos años después recuerdas perfectamente el momento y lo más importante, la historia que tiene detrás la instantánea. En nuestro caso, cada vez que vemos las fotografías de la boda, sientes una gran complicidad con tu pareja porque recuerdas las historias y eso sólo es “culpa” del trabajo de estos fotógrafos. — Óscar

Ponemos en marcha Pet friendly

Ponemos en marcha Pet friendly

Desde hace tiempo nos apetece mucho dedicarnos activamente a realizar reportajes de animales, concretamente de los que nos acompañan y nos dedican su tiempo y su cariño. Perros, gatos, hamsters, loros y cualquier otro animal que forme parte de una familia. Nos encanta la naturaleza y los animales. Disfrutamos retratando la complicidad y el compañerismo de esos seres con personalidad propia y tan llenos de vitalidad, y creando un recuerdo para toda la vida de esos momentos de felicidad compartida.

Ya hemos tenido ocasión de realizar algunos reportajes de estas familias modernas, y la verdad es que nos encantan. Pero queríamos dar un paso más e implicarnos realmente con esta forma de vida, entenderla más de cerca y compartir sus problemas y sus peculiaridades. Gracias a nuestro amigo Aratxay y su blog Un amstaff en Sevilla, estamos siempre informados del maravilloso mundo canino. De hecho, gracias a su amable invitación, el próximo domingo 23 estaremos cubriendo el Día de las razas mal consideradas peligrosas en Sevilla para ayudar a concienciar a la gente de lo simpáticos y lo buenos que pueden llegar a ser este tipo de perros.

Pero queremos llegar más allá y acercarnos a otro tipo de animales. Y no sólo desde el punto de vista fotográfico. Queremos implicarnos realmente, y por ello hemos decidido destinar hasta un 20% de cada reportaje a asociaciones y refugios comprometidos con la protección de los animales, como se puede leer aquí.

Si convives con un animal o conoces a alguien en esta situación, atesorar un buen recuerdo con él no tiene precio. Y además, estarás ayudando a otros animales que todavía no han tenido la suerte de encontrar una familia.