¡La fotografía hay que sentirla! No confíes en nadie que no hable con pasión de este hermoso trabajo.

¿Qué es el fotoperiodismo de boda?

¿Qué es el fotoperiodismo de boda?

Muchos de vosotros lo solicitáis, algunos conscientes de lo que entraña esta corriente, otros porque simplemente buscáis un estilo diferente, fresco y natural. El fotoperiodismo de boda consiste en eso: captar la esencia de ese día mágico sin alterarlo, sin forzar poses, sin construir un esquema preconcebido y un recorrido por el que pasan, de manera monótona, una pareja tras otra. El resultado es un reportaje vivo y distinto para cada pareja, que huye de convencionalismos y de paisajes manidos por el uso.

Un reportaje enfocado de esta manera puede convertir un lugar tan típico y visitado como la Plaza de España de Sevilla en algo totalmente distinto, en gran medida gracias a que se centra en captar vuestras emociones y no una estética cuestionable. Como vuestras emociones son únicas e irrepetibles, las imágenes obtenidas, en consecuencia, también lo son. A nadie (y menos a unos novios) le gusta tener una postal idéntica a la de otras decenas de personas. Se busca la originalidad y la personalidad, algo que sólo se consigue aportando libertad a la fotografía.

Pero aún hay más. No son pocas las parejas que se quejan de la rigidez de muchos fotógrafos tradicionales, que prácticamente fuerzan las tomas, ya sea por falta de ideas o por limitaciones técnicas. Esto provoca una evidente incomodidad en el ambiente, que se traduce en fotografías artificiales y menos alegres.

Algo que cada vez nos pedís más, y que no deja de resultarnos curioso, es que queréis estar con vuestros invitados, como si nuestra intención fuera secuestraros durante el paseo. A nosotros nos encanta que el reportaje sea lo que tenéis en mente, por lo que os animamos a innovar. En este sentido, si queréis cambiar el típico paseo de exteriores por los canapés en compañía de vuestros familiares y amigos, ¡adelante! Si cabe, las escenas son aún más entrañables porque os olvidáis totalmente de la cámara.

El fotoperiodismo de boda tiene otra gran virtud, y es que esa relajación que transmite a las parejas sirve para estimular vuestra creatividad, siendo vosotros mismos los que aportáis una chispa adicional de humor, ternura y espontaneidad que elevan el nivel artístico como ningún otro elemento.

A estas alturas, huelga decir que nosotros hacemos fotoperiodismo de boda :).